B A S T A R D I L L A
04_insieme_a_noi_modena_erica_basta.jpg

FOLLIA

«no es importante el hecho que en el futuro hayan o existan menos manicomios y clínicas cerradas, es importante que nosotros ahora demostramos que se puede hacer de manera diferente, nosotros ahora sabemos que hay otra maneras para afrontar éstas situaciones, sin la necesidad de la autoridad»

(Franco Basaglia)

Éstas imágenes realizadas en conjunto con Erica il Cane, en dos momentos y lugares diferentes, se conectan de manera especial con historias con las que muchxs convivimos,  para otrxs quizás pueden ser ajenas y es por eso escribo ahora

sobre la renombrada locura, la locura que ha sido incrustada en personas como una etiqueta, como estigma dañino, como un todo que define, pero acercandose a ella es también una preciosidad que rompe con la formalidad, la estructura, la regla; La locura porta dolor, pero también sorpresa y para quienes la vivencian y la comparten, regalan a la humanidad genialidades de invaluable prisma.

Muchas veces se ve la locura como una enfermedad, pero me gustaría poder también develar la peor de las locuras en los defectos de las sociedades naturalizados en la insensibilidad, el juicio insano, el consumo, la violencia y la ignorancia.

 

 La casa que pintamos pertenece temporalmente a una organización llamada “Insieme a noi”, quienes la conforman son familiares y las personas con diagnostico psiquiátrico,  en la oficina se puede leer   “non devi essere matto per lavorare con noi, ma puó servire” (no tienes que ser loco para trabajar con nosotros, pero podría ser útil)   fue lo más claro de todo ese compartir con ellxs, precisamente darse cuenta que menos formalización y formatos se reproducen, más curioso y comprensivo puede ser el trato con lxs demás, seamos “locxs” o no locxs”, es parte de todas y transita en el honesto cotidiano.

La casa que pintamos pertenece temporalmente a una organización llamada “Insieme a noi”, quienes la conforman son familiares y las personas con diagnostico psiquiátrico,  en la oficina se puede leer

 “non devi essere matto per lavorare con noi, ma puó servire” (no tienes que ser loco para trabajar con nosotros, pero podría ser útil) 

fue lo más claro de todo ese compartir con ellxs, precisamente darse cuenta que menos formalización y formatos se reproducen, más curioso y comprensivo puede ser el trato con lxs demás, seamos “locxs” o no locxs”, es parte de todas y transita en el honesto cotidiano.

"insieme a noi" asociación terapéutica, cultural de familiares y personas con diagnostico psiquiátrico, Erica il cane / Bastardilla_ Modena (italia)

"insieme a noi" asociación terapéutica, cultural de familiares y personas con diagnostico psiquiátrico, Erica il cane / Bastardilla_ Modena (italia)

Sale también ésta colaboración de un cuento de esos que se inventa para conciliar el sueño… Es la historia de un erizo que amaba una solitaria señora, quien desprovista ya de visión encontraba cada mañana y cada noche al momento de cepillarse, un pequeño erizo tendido patas arribas, al puesto de un cepillo que tiempo atrás se le había caído del puesto y que la señora, por la condición de sus ojos no había podido volver a encontrar. El erizo no teniendo la fuerza para portar el cepillo hasta el tocador, había aprovechado para suplantar el preciado objeto y así tener la oportunidad de acariciar los cabellos de esa mujer que veía con sus manos el mundo que la rodeaba.

 

 “ Aquellos que nacen monstruos son la aristocracia del mundo de la marginación..  Casi todos atraviesan la vida temiéndole a las experiencias traumáticas.  Los monstruos nacen junto a sus traumas.  Han superado el examen en su vida, son aristocraticxs.  Yo me adapto a las cosas mal puestas, quiero decir que no me gusta ponerme a ordenar las cosas. Si cualquier cosa no se siente cómoda frente a mí, yo no la pongo en orden, me pongo en orden yo.” Diane. Arbus

“ Aquellos que nacen monstruos son la aristocracia del mundo de la marginación..

Casi todos atraviesan la vida temiéndole a las experiencias traumáticas.

Los monstruos nacen junto a sus traumas.

Han superado el examen en su vida, son aristocraticxs.

Yo me adapto a las cosas mal puestas, quiero decir que no me gusta ponerme a ordenar las cosas. Si cualquier cosa no se siente cómoda frente a mí, yo no la pongo en orden, me pongo en orden yo.” Diane. Arbus

Mil gracias a “insieme a noi” familiares, Tilde, Clara, Ellena, Barbara, Luca, también los amigos de D406 fedele a la línea, por haber sostenido éste cálido encuentro en la ciudad de Modena.

Mil gracias a “insieme a noi” familiares, Tilde, Clara, Ellena, Barbara, Luca, también los amigos de D406 fedele a la línea, por haber sostenido éste cálido encuentro en la ciudad de Modena.

 

*

Hospital Borgo Roma - Verona- Erica il Cane/ Bastardilla_ fotografía por Giacomo Arbertini

Hospital Borgo Roma - Verona- Erica il Cane/ Bastardilla_ fotografía por Giacomo Arbertini

Éste otro momento en la ciudad de Verona es la continuación sobre ese re encuentro, re significativo acerca la locura. Éste muro viene siendo la celebración a la vida y obra de Carlo Zinelli, un paciente con diagnostico psiquiátrico quien accedió a una terapia dentro del así llamado manicomio, se inició así con la pintura, dedicando el resto de su vida a ella y con ésto regalando al mundo una valiosa herencia.

El muro está completamente referenciado en su hermosa obra pero también en la historia de “Marco Cavallo”:

El muro está completamente referenciado en su hermosa obra pero también en la historia de “Marco Cavallo”:

 

Un caballo real que trabajaba transportando los tendidos y demás vestidos sucios en un hospital en Trieste (Italia) y al que todos los de ese manicomio querían. Cuando el caballo se volvió viejo lo quisieron vender al matadero para convertirlo en carne comestible de caballo, todos se opusieron y entonces fue cuando los pacientes, los “locos” del manicomio escribieron una carta dirigida al alcalde de Trieste, pidiendo una vejez digna para el caballo y una pensión para él. La carta estaba firmada como “Marco cavallo”, pues los pacientes la escribieron como si fuera el caballo quién la había escrito.

Esa historia inspiro muchos cambios dentro de las instituciones y en gente externa quienes en ese entonces veían mayoritariamente  el encierro como la solución para cualquiera que se comportara diferente. Desde entonces empezaron a reconocer a los pacientes como ciudadanos que exigían sus derechos y quienes también reclamaban derechos de otras, incluyendo los de los animales.

A Marco caballo también le hicieron su homenaje, es ahora una escultura hecha con madera y papel maché construida por miembros organizativos del manicomio,

A Marco caballo también le hicieron su homenaje, es ahora una escultura hecha con madera y papel maché construida por miembros organizativos del manicomio,

los pacientes no tomaron parte del manu facto de la escultura, pero eligieron  el color azul claro para el nuevo caballo de papel que mide más de dos metros. El color azul representaba para ellxs la alegría de vivir.

02carlo_zinelli_erica_basta_verona_016.jpg
02carlo_zinelli_erica_basta_verona_016_foto_giacomo_albertini.jpg
03carlo_zinelli_erica_basta_verona_016.jpg